Todo lo que tienes que saber acerca de los implantes dentales

Todo lo que tienes que saber acerca de los implantes dentales

Perder un diente puede convertirse en un verdadero golpe para la autoestima. Es por eso que las técnicas para reemplazarlos han progresado, para el beneficio de las personas.

 

La pérdida de un diente afecta no solo la función básica de masticar, sino también todos los aspectos de la vida. Cuesta más encontrar trabajo y las relaciones sociales se debilitan porque la persona tiende a esconderse y ver disminuir su autoestima y calidad de vida. Perder un diente puede ser terrible. Peor aún si la pieza faltante no es una, sino varias o incluso más y si la pérdida se produce en un campo estético como el sector anterior.

 

En general, hay tres causas por las cuales se puede perder un diente: caries, problemas periodontales (por falta de higiene) y accidentes traumáticos.

 

Un diente se divide en corona y raíz, la corona es la parte visible cubierta de esmalte blanco y la raíz es la parte que se extiende desde la mandíbula hasta la superficie de la corona para sostenerla.

 

Entonces, ¿qué son los implantes dentales? es una raíz artificial que contiene una corona artificial cuyo propósito es realizar la función dental.

 

¿Para qué se utiliza el implante dental?

 

La función de los implantes dentales es reemplazar un diente perdido. La raíz es la parte del diente que se reemplaza por el implante dental.

 

Partes del implante dental

 

Un implante dental se divide principalmente en 3 partes que son:

 

Los implantes dentales (hechos principalmente de titanio)

 

La corona o prótesis (parte visible, que da la apariencia de un diente natural)

 

Las 3 partes forman un implante dental completo, a la derecha se ve el implante, una imagen dice más de mil palabras.

 

Material de implante dental

 

Los implantes dentales están hechos principalmente de titanio, un material biocompatible. Los estudios indican que este material ofrece resistencia, durabilidad y, lo que es más importante, contiene una propiedad única que permite la integración directa con el hueso, mejor conocida como oseointegración.


Comments are closed.